#7532b8 #520096

miércoles, 14 de diciembre de 2016

RESEÑA | RUINA Y ASCENSO



"Posibles spoilers de los libros anteriores"

Ruina y ascenso finaliza con la historia de nuestra protagonista Alina, La Invocadora del Sol, que tras su último enfrentamiento con El Darkling, se encuentra desgastada y sin fuerzas para seguir luchando, por lo que termina refugiada bajo tierra en la red de túneles y cuevas que conforman la Catedral Blanca, bajo la supervisión y las órdenes de El Apparat y su ejército de sacerdotes. El problema de encontrarse en el lugar en el que está es que no puede hacer lo que desea, salir a la superficie y poder usar sus poderes, ya que la tienen encarcelada y a la vez es objeto de adoración por ellos.

Pero no se sentirá sola, ya que Mal estará más entregado a la causa que nunca, protegiendo a la Santa Alina cueste lo que cueste, suponiendo que se convierta en un arma de la Invocadora del Sol. Por otro lado, El Darkling estará totalmente recuperado y gobernando Ravka a su manera, y el príncipe heredero Nikolai se encontrará desaparecido en combate. Pero nuestra protagonista, por muy débil que esté, no puede dejar de pensar en el pájaro de fuego, el tercer y último amplificador que necesita para poder detenerlo de una vez por todas. Por lo que tendrán que planear un plan de escape para poder salir a la superficie y comenzar la búsqueda antes de que sea demasiado tarde.



Una vez en la superficie, intentarán ponerse en contacto con Nikolai para preparar el ejército y estar lo suficientemente preparados para detener a los nichevo'ya liderados por El Darkling. No será nada sencillo encontrar al pájaro de fuego, por lo que Alina se encontrará en una gran encrucijada, por un lado las ansias de conseguir su poder para terminar con toda la oscuridad, pero por otro lado el miedo de terminar igual o peor que Morozova, el creador de los amplificadores. Pero la conexión que tiene con El Oscuro cada vez se hace más intensa y real, aunque en realidad estén muy lejos el uno del otro. Este nuevo poder supondrá una gran ventaja para intentar ir por delante a sus planes, pero no todo es lo que parece.

Alina descubrirá cosas que jamás pensaría que podrían llegar a ser ciertas. Deberá tomar la decisión más sensata y correcta para que Ravka no se suma en la inminente oscuridad, aunque eso suponga quedarse vacía por dentro. Una gran lucha se acerca y deberán estar preparados a lo que esté por venir, a los sacrificios que deberán hacer para conseguir sus propósitos. Pero no contaban con un mal mayor hasta verlo con sus propios ojos, aún así no deben flaquear y seguir con el plan, que como en todas las guerras, no todos llegan hasta el final.



OPINIÓN PERSONAL :

Esta tercera y última parte la esperaba con muchas ganas, y aunque el principio fuese un poco lento, todo da un giro de 360º épico que te deja sin habla. En general ha sido una historia muy buena, original por el tema de los amplificadores y los poderes de los Grisha, por lo que estoy muy contenta y satisfecha con su desenlace. Esta lectura conjunta se ha llevado a cabo en Folloneros Club, si quieres saber más sobre ella, click aquí.

La historia y final de la trilogía Grisha ha sido increíble, pero sobretodo muy épica. Retomamos la historia desde el final del segundo libro, con la Santa Alina muy débil tras su último enfrentamiento con El Darkling. Con Mal mucho más centrado en sus principios por proteger a La Invocadora del Sol. Y a Nikolai desaparecido en combate. Deben salir cuanto antes a la superficie para encontrar el último amplificador, el pájaro de fuego, y derrotar de una vez por todas al Oscuro. Aunque en este último libro apenas apareciera Nikolai, ha sido de gran ayuda en la trama, y estoy muy feliz con este personaje. Este libro te desgarra el corazón, te lo arregla y así continuamente. La relación que llevan Mal y Alina en Ruina y ascenso es menos intensa que otras veces, ya que ambos saben que lo primordial es acabar con la Oscuridad, aunque eso suponga que deban tomar caminos diferentes cuando todo termine. Debo decir que he disfrutado y lo he pasado mal con este libro, Leigh Bardugo consigue sorprenderte con los secretos desvelados que va dejando caer en la trama y eso ha hecho que haya vivido al límite con este final de trilogía.


De los personajes, quiero hablaros de la evolución de la protagonista, Alina, la Invocadora del Sol. Es cierto que ha tenido una actitud bastante extraña con respecto a sus sentimientos hacia Mal y Nikolai, pero dejando esa parte de lado, lo importante en este caso, la lucha por encontrar los amplificadores lo ha sabido llevar lo mejor posible, con cabeza, sabiduría y mucha fuerza. Por lo que es un personaje que me ha gustado mucho leer. Luego está Mal, muy odiado por muchos lectores y adorado por otros. Yo me incluyo en los que lo adoran, porque es un personaje que se siente solo e incomprendido, inútil por no ayudar más de lo que le gustaría, pero las acciones y sacrificios que hace son dignos de un personaje con un gran corazón.

También está El Darkling, que en este tercer libro hemos conocido su parte más vulnerable y humana. Me ha parecido muy acertado conocer en el punto en el que está la trama, su niñez, todo lo que era antes de convertirse en lo que es ahora. Es un personaje que ha sufrido mucho al sentirse solo en el mundo por ser especial, pero eso no quiere decir que sea bueno del todo, ya que ha ocasionado mucho mal en Ravka. Y por último, quiero hablaros nuevamente de Nikolai, el mejor personaje bajo mi punto de vista. Con él he sufrido mucho, aunque apenas apareciera en la trama como me habría gustado, pero lo he disfrutado mucho en sus momentos más sublimes y graciosos. Sin duda es el alma de la historia de los Grisha.


La pluma de Leigh Bardugo una vez más me ha sorprendido. La cantidad de desvelaciones y giros argumentales me dejaban sin respiración. Fueron dolorosos y bonitos al mismo tiempo, sin lugar a dudas. Por lo tanto, estoy deseosa por seguir leyendo historias suyas, así que, Seis de cuervos, voy a por ti.

En conclusiónRuina y ascenso, tercera y última parte de la trilogía Grisha. Un desenlace de lo más épico, con un montón de acción, momentos tiernos, escenas inquietantes y dolorosas al mismo tiempo, en el que nuestra protagonista Alina descubre secretos que jamás pensaría que podrían llegar a ser ciertos, por lo que tendrá que luchar con todas sus fuerzas para que no tenga que recurrir a lo que menos desea hacer. La verdad es que ha sido una historia bastante buena, sus personajes me han gustado muchísimo, los he disfrutado al máximo, tanto que a la mínima ocasión de peligro sufría por ellos. Para todos aquellos que os gusten las historias de fantasía, esta es vuestra trilogía.






¿Estáis contentos con el final de la trilogía?
¿Cuál creéis que es el personaje que más ha evolucionado de la historia?



¡Contadme en los comentarios!