#7532b8 #520096

miércoles, 19 de abril de 2017

RESEÑA | 23 OTOÑOS ANTES DE TI



23 otoños antes de ti narra la historia de Harriet Gibson, una chica que desde bien pequeña sabe como es sentirse abandonada, ya que su madre la dejó a cargo de un padre que lo único que sabía hacer es menospreciarla y criticarla por ser mujer. Pero esa actitud hacia nuestra protagonista es debido a la marcha de su madre, convirtiéndole a él en una persona fría, amargada, muy machista y con el único propósito de controlar la vida de Harriet hasta su último aliento. Por eso, ha aprendido a llevar una casa, cuidar de su padre y cocinar como una gran profesional, por lo que a partir de ahí, descubrirá su pasión por la repostería y con un gran sueño: poder tener algún día su propia pastelería.

Aunque tras su difícil infancia, Harriet se siente temerosa a la hora de entregar su corazón a un hombre, ya que es inevitable que se sienta inferior a los demás. Por lo que, tras cada duro golpe que ha recibido en su vida, ha descubierto un mundo lleno de dolor e infelicidad que únicamente con el cariño de su mejor amiga Angie puede lograr superar todos esos baches que se les pone por delante. Pero una sorpresa inesperada hará que la vida de nuestra protagonista de un giro inesperado cuando su padre muera, siendo ella la única a la que pueden otorgarle la herencia. Pero no todo será bueno, ya que en el testamento queda estipulado que únicamente podrá tomar posesión de los bienes si contrae matrimonio.


Harriet piensa que es una locura ir a Las Vegas para encontrar un marido, pero tras muchas insistencias por parte de sus amigos termina cediendo y comienza a organizar todo el plan. Terminará consiguiendo un marido y con ello podrá cobrar la herencia para hacer realidad su sueño, pero lo que nuestra protagonista no sabe es que todo esto acarreará algo aún mayor. Por otro lado, está Luke Evans, que tras un año buscando a su esposa para llevar a cabo el divorcio, termina localizándola y dirigiéndose al lugar en el que vive. Al principio irá con las ideas claras, pero una vez que conozca a la joven pastelera de Newhapton todo empezará a cambiar, incluyéndose en su vida sin tenerlo previsto.

Pero la vida de Luke no es la más apasionante de la historia, ya que desde hace bastante tiempo que se siente perdido y sin ninguna meta por conseguir, por lo que no le vendrá nada mal quedarse un tiempo en aquel pueblo para reencontrarse con él mismo, por eso terminará llegando a un acuerdo con su esposa. Por lo tanto, Luke y Harriet permanecerán en matrimonio sin ninguna fecha concreta que le ponga fin, pero con la certeza de que tarde o temprano llegará ese momento. Aún así, ambos se irán conociendo, apoyándose el uno al otro y lo peor de todo, terminarán enamorándose aún sabiendo que ninguno de los dos quiere entregar su corazón. Los miedos y malentendidos estarán muy presentes y obstaculizarán su final feliz, separando sus caminos de la peor manera, pero cuando el amor es de verdad, tarde o temprano se reencontrarán. 


OPINIÓN PERSONAL :

Desde que leí 33 razones para volver a verte, me enamoré de sus personajes, y al saber que esta historia la protagonizaba Luke, no dudé en leerlo. Es cierto que 23 otoños antes de ti no me ha maravillado tanto como la historia de Mike y Rachel, pero me ha hecho sentir muchas cosas. Es una historia muy dura y preciosa al mismo tiempo, con unos personajes que solo la autora sabe crear con la magia de sus manos. Esta lectura se ha llevado a cabo gracias a Folloneros Club, si quieres saber más, click aquí.

La historia nos cuenta sobre la dura vida que ha tenido nuestra protagonista Harriet, tras el abandono de su madre y el desprecio de su padre. Desde muy pequeña se ha encargado de las cosas del hogar, cuidar de su padre y cocinar. Debido a esto último, ha descubierto su gran pasión, la repostería, y su gran sueño sería tener su propia pastelería. Tras la muerte de su padre, llega la sorpresa de que Harriet es la única heredera de sus bienes, pero solamente podrá utilizarlo si contrae matrimonio. Después de muchas insistencias por parte de sus amigos, nuestra protagonista termina en Las Vegas y casada con un desconocido. Al fin la vida le está empezando a sonreír, consiguiendo tener su pastelería y nuevos comienzos, pero lo que no se espera es la visita de su marido, exigiendo el divorcio. La trama me ha resultado diferente, el transcurso de los acontecimientos engancha desde el primer momento, consiguiendo que no puedas parar de leer. La relación de amistad que empiezan a llevar Harriet y Luke cada vez me estaba gustando más, abriendo sus corazones hacia la otra persona. El final me ha emocionado, aunque creo que le falta esa chispa que tuvo el principio de la historia.


Los personajes me han parecido muy tiernos y con muchos temores. Tenemos a Harriet, nuestra protagonista. Desde pequeña ha sufrido mucho, ha tenido que madurar antes de tiempo y hacerse cargo de todo cuando debería de preocuparse de jugar como cualquier niño y de estudiar. Es un personaje con una fortaleza descomunal, ha hecho que me rompa por dentro con sus momentos de bajón y reír a carcajadas con sus momentos de felicidad absoluta. Tiene una gran evolución, nunca se conforma con lo poco que tiene, sino que siempre intenta innovar y hacer cosas nuevas, no deja de crecer como persona. Luego está Luke, con él también he sufrido bastante, no ha llevado una vida tan desdichada como la de Harriet, pero ha tenido un par de momentos muy duros que no sabía como afrontarlos. Pero tarde o temprano se sale de todo, y Luke es un claro ejemplo de que se puede, con ganas y esfuerzo.

También está Angie, la mejor amiga de Harriet. Ha sido un gran pilar para nuestra protagonista, es un personaje que saca las uñas y defiende a la gente a la que más quiere y le da igual todo lo demás, siempre está intentando hacer feliz a su amiga y eso me enterneció demasiado. Me habría gustado que la autora profundizara un poquito más con este personaje ya que creo que daría mucho juego a la historia. Y por último, pero no menos importante, tenemos a Bárbara, la madre de Angie y como si lo fuera también para Harriet. Ha sido un gran apoyo para ella desde que era muy pequeña, la ha ayudado y defendido como una leona y la ha visto crecer y madurar como una mujer con la cabeza bien amueblada. Es un personaje que me ha resultado muy gracioso, y al igual que con Angie, me habría gustado que profundizaran más sobre este personaje.


La pluma de Alice Kellen es totalmente exquisita (nunca mejor dicho). Tiene una capacidad arrolladora a la hora de crear personajes increíbles y muy humanos, con unas historias que te hacen sentir demasiado y hace que formes parte de sus vidas. Las historias de la autora son muy amenas y enganchan al momento, por lo que siempre es un placer leer sus historias.

En conclusión23 otoños antes de ti, otra historia de Alice Kellen que te llega al corazón. La trama comienza muy intensa, dándonos a conocer la infancia de nuestra protagonista Harriet Gibson hasta el presente, donde deberá llevar a cabo una difícil misión pero con una meta satisfactoria y que merece mucho la pena para ella. Conocerá a Luke, nuestro otro protagonista y un personaje muy conocido en la anterior historia de la autora. El transcurso de los acontecimientos se hace muy llevadero, con alguna que otra revelación que hará que te quedes en shock. El desenlace te arranca una sonrisa y una lágrima de felicidad plena.





¿Os ha gustado la historia de Luke o preferís la de Mike y Rachel?
¿Os ha entrado tanta hambre como a mí al leer esta historia?



¡Contadme en los comentarios!