miércoles, 14 de febrero de 2018

RESEÑA | FUEGO DE SANGRE



"Posibles spoilers del libro anterior"

Fuego de sangre continúa con la historia de Marc Bennett, que tras los últimos sucesos vividos, sigue con vida. Eso sí, no es el mismo chico que estudiaba para ser médico, ya que ahora es un hechicero y vampiro al mismo tiempo. Es el único de su especie, y por tanto y para muchos seres de la noche, es una aberración en toda regla. Ha pasado más de una década desde la última vez que vio a Sasha, la vampira y amor de su vida. Y lo más seguro es que no la vuelva a ver ni a recordar, ya que nuestro protagonista se encuentra secuestrado por una gran hechicera. Por un lado, es bueno que no le encuentren, ya que todos los vampiros y hechiceros le están dando caza. Pero por otro lado, es un delito que le retenga junto a ella en contra de su voluntad. Por tanto, poco a poco, irá recuperando sus recuerdos y planeando su plan de escape.

Por otro lado, en el aquelarre de Sayville, Ian Forbs tiene nuevos y macabros planes que llevar a cabo. Y para ello tiene un nuevo aliado, su nieto Caden, hijo de Anne, el cual odia con toda sus fuerzas a los vampiros desde que tiene uso de razón y por un gran motivo, y poco a poco está exterminando a todos los que se encuentran en Estados Unidos. Una vez terminado ese plan, pasarán a algo mucho más grande y arriesgado. Su próximo objetivo será la antigua Europa, un grupo de vampiros longevos y poderosos que se hacen llamar "La Dieta", y que están conquistando la tierra con sus grandes poderes. Pero eso no quedará ahí, ya que con las grandes habilidades de una joven llamada Amber, despertará mucha curiosidad tanto a los vampiros, como a los hechiceros, incluidos los hombres lobo, también llamados Bonnyns. Esta chica quiere encontrar respuestas sobre lo que está empezando a desarrollarse en su interior, pero sobretodo, quiere buscar a su padre para así entender porqué su madre nunca le habló de él. En definitiva, en la capital de la República Checa, más concretamente Praga, se desatará la mayor guerra entre seres de la noche jamás contada, y nuestro protagonista estará en primera fila para llevarla a cabo.


OPINIÓN PERSONAL :

Quise darle una segunda oportunidad a la pluma del autor, ya que el primer libro Hechizo de sangre no llegó a convencerme del todo. Pero ni con esas he llegado a disfrutar de esta segunda parte. Básicamente solo quería finalizar de leer Fuego de sangre para terminar la tortura de una vez por todas. Estoy completamente segura de que si hubiera leído estos libros con trece años, me habrían llegado a gustar, pero actualmente ese no fue el caso. Me ha recordado bastante a Crepúsculo, pero no tienen punto en comparación, con el tema del instalove tan precipitado con todos y cada uno de sus personajes. Me da pena que no me hayan ofrecido nada positivo estos libros, pero prefiero ser sincera y decir que no me ha gustado nada este libro y que no voy a continuar leyendo.

La historia continúa con la vida de Marc Bennett, que ha terminado convirtiéndose en un gran hechicero y vampiro al mismo tiempo. Eso para todos los seres de la noche es una aberración y quieren exterminarlo cuanto antes. Pero lo importante es que ha pasado más de una década desde que vio por última vez a su gran amor, la vampira Sasha. Ese no será el mayor de sus problemas, ya que se encuentra cautivo por una gran hechicera, y que no va a ponerle tan fácil escapar de aquel lugar. Por otro lado, en el aquelarre de Sayville, Ian Forbs tiene un nuevo aliado con el que planear ataques macabros, su nieto Caden. Ambos aborrecen a los vampiros y están dispuestos a todo para acabar con ellos de una vez por todas. Eso sí, con la aparición de una joven con poderes llamada Amber, todos los seres de la noche estarán dispuestos a cazarla para utilizarla. La trama es mucho más atrayente que la del primer libro, pero aún así no ha llegado a convencerme. Es demasiado predecible, y ya si hablamos del instalove que hay con todos sus personajes ya es el colmo. No soportaba el nivel tan pasteloso que había en toda la historia, y para que yo diga eso que me encantan las historias románticas es mucho decir. El desenlace, ni fu ni fa, al igual que toda la trama, el final es más previsible todavía, por lo que no hace falta leer su desenlace porque se sabe qué va a suceder.


Los personajes no me han gustado en absoluto, y es la primera vez que me pasa con una historia con tantos personajes. Tenemos a Caden Forbs, el hijo de Anne. El típico personaje que es insoportable, guaperas y rico, esa es la definición para Caden Forbs. Me chirriaban los oídos cada vez que aparecía en la trama. Y ya ni hablemos del instalove que tiene con otro personaje, que a pesar de que fuera obvia la conexión, fue demasiado rápido para mi gusto. Luego está Amber, que ni hacia delante ni hacia atrás. Es demasiado ingenua desde el principio, y cuando se da cuenta de su error, cambia radicalmente conforme a sus emociones. El que se fíe a ciegas de unos desconocidos está totalmente fuera de lugar y contexto.

También quiero hablaros de Ian Forbs. No conozco personaje más repugnante y avaricioso que él. Si ya no lo soportaba en el primer libro, en este he terminado odiándolo, y es lo único positivo entre comillas de este personaje, ya que ha llevado a cabo su función en la trama. Pero eso no quita que sea un personaje totalmente plano. Y por último, Marc Bennett, ídem de lo mismo. Aunque sea el protagonista y sea casi obligatorio que te caiga bien, yo no he podido soportarlo. Es demasiado pasteloso y pasional para mi gusto y para cualquiera que suela leer libros románticos. Pero eso no queda ahí, ya que la actitud y los cambios de humor con respecto a ciertas revelaciones, no me gustaron en absoluto.


La pluma de Rafael Alcolea Harold, sintiéndolo mucho, no me ha gustado nada. La manera que tiene de expresar y describir los lugares es demasiado para mi gusto, pero lo peor para mí ha sido el instalove en general de todo el libro y los personajes tan planos y sin sentido que hay en ellos. Es una pena, ya que si lo hubiera leído un par de años atrás, tal vez me habría llegado a gustar un poco.

En conclusiónFuego de sangre, segunda parte de la trilogía fantástica y escrita por Rafael Alcolea Harold. Quise darle una segunda oportunidad a la pluma del autor, pero sinceramente, no sabía por donde coger la continuación de esta historia. Si hubiese leído estos libros un par de años atrás, me habría llegado a gustar. Actualmente, no ha sido así, ya que no soportaba el instalove tan repentino de los personajes al acabar de conocerse hace cinco minutos. Pero eso no queda ahí, ya que no he llegado a conectar con ninguno de los personajes. Es cierto que la trama engancha a pesar de todo, pero para mí no fue suficiente. Estos libros no están hechos para mí.





Muchas gracias a Triskel Ediciones por el ejemplar.





¿Que os parece la nueva trama que se lleva a cabo?
¿Qué opináis sobre sus personajes?



¡Contadme en los comentarios!