sábado, 14 de octubre de 2017

RESEÑA | STEALING SNOW



Stealing Snow narra la historia de Snow, una joven que ha pasado la mayor parte de su vida recluida en un hospital para enfermos mentales llamado Instituto Whittaker en la ciudad de Nueva York, pero ella sabe mejor que nadie que no está loca de verdad. Llega un momento en el que se siente cansada y desesperada por seguir allí encarcelada, por lo que decide que es el momento idóneo para escapar y empezar una nueva vida, pero necesitará a su mejor amigo Bale para llevar a cabo su misión. Tras conseguir escapar por los pelos, se ve envuelta y metida de lleno en el bosque, pero no es un bosque como otro cualquiera, ya que allí nada es lo que parece. Antes de darse cuenta del todo, se encontrará en un lugar repleto de brujas y ladrones, en el que conocerá a Kai.

En ese momento, nuestra protagonista se dará cuenta de que por sus venas corre sangre real y que el rey de Algid, además de ser el mayor de los tiranos del lugar, también es su padre. Tiene a todo el reino sometido bajo el mayor terror posible, por lo que la llegada de Snow al reino podría ser la salvación de todos, o el final definitivo. A partir de ese momento, nuestra protagonista se verá envuelta en una gran encrucijada entre permanecer en aquel lugar y hacerle frente a lo que parece ser el destino que siempre le fue asignado o huir despavorida de la posible masacre que está a punto de desencadenarse en el reino helado de Algid. Pero antes de todo eso, debe encontrar sea como sea a su amigo Bale, que desapareció tras llegar a aquel reino tan inquietante y poco creíble al principio. Por eso, creará una alianza con las brujas y los ladrones para encontrarle antes de que sea demasiado tarde.



OPINIÓN PERSONAL :

No ha sido lo que esperaba desde un principio. La premisa y la trama en sí de "Stealing Snow" me ha gustado en gran cantidad, sobretodo por ser un retelling de la reina de las nieves, pero llega un momento de la historia que va decayendo un poco. Y por eso mismo ha pasado de ser una historia de aventuras e intriga a ser una especie de programa para encontrarle pareja a la protagonista, además de que cada chico que se acercaba a Snow, flechazo y sentimientos al momento. Pero por lo demás, me ha gustado y pienso seguir leyendo la saga, ya que los últimos capítulos han sido lo más.

La historia narra sobre la vida de Snow, una chica que ha permanecido casi toda su vida en un hospital para enfermos mentales, pero ella sabe muy bien que está más cuerda que muchos médicos del Instituto Whittaker de Nueva York. Llega un momento en el que no puede seguir allí metida y decide escapar con su mejor amigo Bale y empezar así una nueva vida. Una vez libres, se adentran en un bosque, pero no es uno cualquiera y no todo es lo que parece, y antes de que se de cuenta, se encontrará en un reino helado llamado Algid, un lugar repleto de brujas y ladrones y liderado por un rey despiadado que no parará hasta conseguir que sus planes salgan como espera. La trama en un principio es muy interesante, pero llega a un punto en el que se va por las ramas y la historia decae un poco. Aún así, los personajes están muy bien construidos, dan mucho juego a la novela y en los capítulos finales no paran de suceder cosas.


Los personajes son muy diferentes entre sí. Tenemos a su protagonista Snow, que desde el principio ha estado desconfiando hasta de su propia sombra, y eso me ha gustado mucho. Pero una vez que empiezan a aparecer otros chicos en la trama, siente flechazos y sentimientos al momento que son poco creíbles. Aparte de su actitud de no mojarse y ayudar a su reino de su despiadado padre. Pero no todos los protagonistas podían ser perfectos. Luego está Bale, el mejor amigo de nuestra protagonista en el hospital. Desde el principio no me daba buena espina este personaje, no aportaba gran cosa a la trama principal y estaba comenzando a cogerle manía, pero al final de la trama me sorprende de tal forma que aún sigo en shock. Es un personaje con muchos secretos que poco a poco se irán desvelando.

También quiero hablaros de Kai, un chico muy extraño que ayuda a nuestra protagonista más de lo que ella piensa. Este personaje me pareció muy misterioso y seductor desde el principio, creo que también guarda muchos as bajo la manga y que espero que en los siguientes libros se descubran y me sorprendan, porque tiene todas las papeletas para ser uno de los mejores personajes para mí. Y por último, el rey de Algid y padre de Snow. Este hombre es el ser más oscuro y sin corazón que existe. Sabía que iba a ser malo, pero no hasta tal punto de ser una persona ruin y despiadada. Me ha sorprendido para bien, a pesar de todo el daño que ha causado y sigue causando con su presencia


La pluma de Danielle Paige ha decaído un poco con esta nueva historia. Aún así le voy a dar una segunda oportunidad, porque se la merece por la gran saga ambientada en el mundo de Oz que he leído anteriormente y que me dejó con muy buen sabor de boca. Me quedo con las revelaciones y la evolución de varios personajes de la historia, pero sobretodo el final tan inesperado y tan impactante que te deja al terminar el libro.

En conclusiónStealing Snow, primera parte de la saga "Stealing Snow" de Danielle Paige. Este primer libro ha comenzado muy bien, con una premisa muy interesante en relación a su protagonista Snow y la reina de las nieves. Pero conforme ha ido transcurriendo la trama, ha ido decayendo un poco, y a pasado de ser una historia de aventuras a ser un reality show para encontrarle pareja a la protagonista, ya que cada vez que estaba con uno, se enamoraba y así sucesivamente. Pero por lo demás, las revelaciones y los capítulos finales me han gustado en gran cantidad por lo que le daré una oportunidad a su segunda parte.






Muchas gracias a Roca Editorial por el ejemplar.




¿Qué os parece este retelling de la reina de las nieves?
¿Os esperabais esa gran cantidad de revelaciones tan inesperadas?



¡Contadme en los comentarios!