martes, 31 de julio de 2018

RESEÑA | CANCIÓN DE INVIERNO



Canción de invierno narra la historia de Liesl, una joven que ha escuchado durante toda su vida historias sobre el misterioso y hermoso Rey de los duendes. Se le conoce mejor como El Rey de las Fechorías, el gobernante del mundo subterráneo, y es el causante de que nuestra protagonista tenga la inspiración necesaria para crear su música. Liesl debe ayudar con la carga y las tareas de la posada de su familia, por lo que debe olvidarse de aquellos pensamientos lo antes posible para centrarse en la vida real y no en aquellas fantasías que su abuela Constanze le contaba en su niñez. Pero en el momento en el que secuestren a su hermana pequeña Käthe, y descubra que se debe a los duendes de aquel mundo, nuestra protagonista viajará para rescatarlaPero no será nada sencilla la tarea de recuperarla y subirla al mundo exterior, ya que estando en el mundo subterráneo, el que manda y decide quién se queda y quién se va es el mismísimo Rey de los Duendes. 

La única alternativa que Liesl tiene para que su hermana sea libre es pagando un precio con el Rey de las Fechorías. La vida de una doncella debe darse en la tierra, como dictan en las antiguas leyes del mundo subterráneo, ya que debe darse una vida por otra, pero sin sacrificio nada bueno podrá crecer y sin la muerte, no podrá haber ningún renacimiento. Por lo que nuestra protagonista deberá sacrificarse y quedarse en aquel lugar lleno de fantasía y temor con tal de que su hermana viva y recupere la vida tan maravillosa que la espera en el mundo real, su mundo. Por tanto, a cambio de la libertad de su hermana, Liesl le ofrece su mano en matrimonio al Rey de los Duendes. Y sí, será un sacrificio duro de asimilar, pero Liesl no pensaba que aún le iba a inspirar tanto musical como emocionalmente aquel caballero que se acababa de convertir en su esposo. Pero no todo es color de rosa, y mientras más tiempo pase en ese lugar y florezca su talento musical, nuestra protagonista irá desvaneciéndose lentamente, el precio que pagó por convertirse en la Reina de los Duendes. En definitiva, tanto el Rey de los Duendes como Liesl deberán aprender qué es lo que están dispuestos a sacrificar, si su vida, su música o el fin del mundo entero.


OPINIÓN PERSONAL :

Tenía mucho afán y curiosidad por leer esta novela, no solo por la premisa en sí y su portada que atrapa al momento, sino también por que esté "ambientado" en La bella y la bestia. Y por qué no decirlo, tenía el hype por las nubes. Y lo que siempre suele pasar cuando tienes tantas expectativas es que no resulta ser como pensabas en un principio y te llevas una pequeña desilusión. Aún así, y a pesar de haber tardado tanto tiempo en leerlo, he conseguido que me enganchara y me interesara más por sus personajes. Es cierto que desde el principio hay personajes que no están del todo construidos, pero conforme va transcurriendo la trama, va mejorando más y más. En definitiva, "Canción de invierno" ha sido una primera toma de contacto buena que consigue atrapar al lector tarde o temprano, con un mundo mágico al que querrías ir a visitar y con un desenlace que no te esperas en absoluto. Espero que publiquen pronto su conclusión, porque tengo muchas ganas de leerlo.

La historia narra sobre la vida de Liesl, una chica con una infancia muy fantaseosa gracias a las historias que le contaba su abuela Constanze, pero actualmente, debe centrarse en la vida real y en sus verdaderas tareas para así ayudar a su familia. El problema llega cuando los duendes de las historias que le contaban de pequeña, terminan secuestrando a su hermana menor Käthe, por lo que deberá hacer todo lo posible por salvarla. Una vez en aquel mundo de fantasía, reconocerá al Rey de los Duendes y no tendrá más remedio que hacer un trato con él para que su hermana pueda ser libre. El precio a pagar será dar su mano en matrimonio para convertirse en la Reina de los Duendes y perecer allí hasta sus últimos días. La trama es un poco lenta al principio y sus personajes no ayudan mucho a que sea más llevadero, pero una vez te adentras en la trama de verdad, no puedes dejar el libro, necesitas seguir leyendo para saber más, ya que cada giro inesperado que ocurre en la trama es mejor que el anterior. Y su desenlace, me ha gustado bastante, pero lo mejor es que deja indicios de una segunda parte, por lo que estoy deseosa de que lo publiquen pronto en España.


Los personajes no han estado mal del todo para ser una primera toma de contacto. Tenemos a nuestra protagonista Liesl. Con ella he ido de menos a más, aunque en ciertas ocasiones no me resultaran acertadas sus decisiones. Pero nadie es perfecto, y menos en los libros. Eso sí, la constancia que tiene por recuperar a su hermana y conseguir el bienestar de su familia es admirable. Sacrificarse por las personas que amas es demasiado entrañable. Liesl me ha conquistado un poquito en ese sentido. Luego está El Rey de los Duendes. Para mí ha sido el mejor personaje de todos, ya que lo tiene absolutamente todo. Tiene maldad en los momentos de mayor tensión, pero también tiene un lado sensible y humano que hace que no puedas evitar cogerle cariño. Pero eso no es todo, ya que la personalidad que le ha otorgado la autora me ha fascinado por completo. El Rey de las Fechorías ha conseguido conquistar mi corazón lectora hasta el capítulo final.

También quiero hablaros de Käthe, la hermana menor de Liesl. Con ella ha ido más o menos igual que con la protagonista. En un principio no me agradaba nada su personaje, pero conforme han ido sucediendo los acontecimientos, ha llevado a cabo cosas que me han sorprendido y que no pensé que un personaje como el suyo sería capaz de hacer. Por lo que me llevo muy buenas sensaciones de Käthe, eso sí, espero que evolucione mucho más en el siguiente libro, ya que estaría más que encantada de conocer otras facetas suyas. Y por último, Constanze, la abuela de Liesl y Käthe. A pesar de lo duro que es este personaje con nuestra protagonista, es muy necesaria en la trama principal, ya que sin ella los acontecimientos no habrían tirado por el camino correcto. Es un personaje duro de roer, con muchos secretos y un gran dolor dentro que no quiere que salga a relucir, pero que espero y deseo que salga pronto, porque me gustaría saber más de su pasado y el motivo de que sea una persona tan reservada y malhumorada la mayoría del tiempo.


La pluma de S. Jae-Jones no ha estado mal del todo para ser la primera vez que leo una historia suya. Es cierto que tiene mucho que mejorar en varios aspectos, pero confío en que sabrá llevarlo lo mejor posible. Lo bueno que me llevo de ella es el mundo que ha creado, los giros tan inesperados que van sucediendo en la trama y el personaje de El Rey de los Duendes, no podría haberme fascinado más. Espero con ansias leer su segunda parte y que me sorprenda gratamente.

En conclusiónCanción de invierno, primera parte de la bilogía "Canción de invierno" escrito por S. Jae-Jones. Esta primera toma de contacto con la historia ha sido un poco lenta confusa al principio. Me esperaba otro tipo de historia, pero conforme iba transcurriendo la trama, quería saber más de sus personajes. Debo decir que he tardado bastante tiempo en leer esta novela porque no encontraba las ganas para ello, pero una vez que he cogido el ritmo no he parado hasta acabarlo. Y sí, sus personajes son un tanto peculiares y raros, pero terminas cogiéndole cariño y afecto a más de uno. Sobre el desenlace, te deja con ganas de saber qué va a suceder con Liesl y el Rey de los duendes.




Muchas gracias a Roca Editorial por el envío del ejemplar.






¿Que os parece El Rey de los Duendes?
¿Os esperabais una historia de este estilo?



¡Contadme en los comentarios!